VULNERABILIDAD SOCIOHIDROLÓGICA EN 
LA CIUDAD DE MÉXICO Y EN SU ÁREA METROPOLITANA

La Ciudad de México es una de las ciudades más grandes del mundo. El crecimiento poblacional, contexto geológico y el deterioro de la infraestructura de abastecimiento de agua de la ciudad ha puesto en riesgo a su población. Más aún, con las proyecciones ambientales futuras ante el cambio climático y el futuro crecimiento poblacional, se espera una mayor presión sobre la disponibilidad del agua y mayores crisis. El presente y futuro escenario requiere de soluciones a largo plazo que contemplen más allá de las mejoras en la infraestructura gris, sino visiones sociales que integren a la población de manera más directa en el manejo resiliente del agua.

El Proyecto aborda las condiciones sociohidrológicas para entender de manera holística cómo es que los ciudadanos se relacionan con el agua y cómo es que estas prácticas impactan los sistemas sociales y naturales. Con el desarrollo de una herramienta de estimación y visualización de la vulnerabilidad de la ciudad, se muestra a los usuarios las condiciones y el impacto que pueden generar distintas prácticas para afrontar tanto el presente como el futuro. 

 

SHR tool.

Present (2020).

En este mapa se observa la condición actual de vulnerabilidad socio hidrológica en la Ciudad de México y parte de su área metropolitana. Los colores azules representan las zonas menos vulnerables, mientras que los amarillos, las zonas más vulnerables.

Present (2020) - con humedales artificiales

En este mapa se observa la vulnerabilidad socio hidrológica si se instalaran humedales artificiales en los hogares de la ciudad. La vulnerabilidad disminuye en gran parte de la ciudad.

IMG-20210215-WA0005.jpg
 

desarrollo.

La herramienta se desarrolló mediante una colaboración entre hidrólogos, arquitectos, especialistas en análisis espacial, científicos sociales e ingenieros. En los botones a continuación se puede conocer a detalle cada una de las fases de desarrollo del proyecto y sus alcances.  

 
 
IMG-20210215-WA0001_edited.jpg
 

resultados.

Situación actual.

La vulnerabilidad de la Ciudad de México se divide en dos grandes facciones. El centro y poniente de la ciudad resultan zonas menos vulnerables, mientras que el oriente de la ciudad y la región nororiente del área metropolitana resulta la zona más vulnerable. Estos resultados son causados por la estimación de una baja capacidad adaptativa—especialmente la económica y de recursos humanos—para afrontar cambios en el suministro de agua.

Impacto de los humedales artificiales.

Los humedales artificiales son una manera de tratar el agua usada en las viviendas. El agua tratada por el humedal reduce la incidencia de enfermedades y la necesidad de mantenimiento de los sistemas de drenaje, proveyendo beneficios tanto para los hogares como para la infraestructura de la ciudad. La implementación y uso de estos humedales reduce el estrés hídrico y aumenta la capacidad de adaptación de la sociedad en condiciones de sequía y falta de abastecimiento. La implementación de humedales artificiales domésticos a lo largo de toda la ciudad tiene el potencial de disminuir al 32% población con vulnerabilidad hídrica (6 millones de personas). Los humedales también mejorar las condiciones de las personas en mayor vulnerabilidad hidrológica, cerca de medio millón de ciudadanos.

La Ciudad de México en el Futuro. 

El cambio climático, el crecimiento de la urbanización, el deterioro de los sistemas centralizados de abastecimiento de agua y el crecimiento de la población aumentan el estrés hídrico de los próximos años. El proyecto estima que para el 2050, si no se realizan esfuerzos colectivos significativos para mejorar las condiciones de acceso al agua, 4 millones de personas podrían aumentar su vulnerabilidad de manera significativa. Además, se esperaría que el 70% de la población se consideraría altamente vulnerable. Los humedales artificiales han demostrado tener un gran potencial para reducir dicha vulnerabilidad tanto en el presente como en el futuro, pues podrían mitigar los efectos adversos pronosticados.

A pesar de que los humedales artificiales tienen la capacidad de reducir la vulnerabilidad socio hidrológica en la Ciudad de México, éstas necesitan ser complementadas con otras medidas descentralizadas de manejo sustentable del agua. Los esfuerzos presentes de instalación masiva de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, son un ejemplo al que pueden sumarse los humedales y de manera sinérgica, aumentar la resiliencia de la ciudad.